La importancia de la testosterona
importância da testosterona

La importancia de la testosterona

El inicio de la caída hormonal masculina ya acontece en promedio a los 30 años de edad.  En esta edad ya es clínicamente evidente el cambio en los niveles de testosterona.

La testosterona, a pesar de estar relacionada solamente a la parte sexual, en realidad ejerce más de 200 funciones anabólicas y de reparación, siendo que apenas una de esas funciones dice a respecto al apetito o desempeño sexual.

Eso quiere decir que aunque no haya síntomas perceptibles en términos sexuales, es absolutamente fundamental que sean medidos los niveles hormonales masculinos cuanto antes, para monitorear disminuciones que ocurrirán y optimizar su equilibrio que es esencial al hombre.

Lamentablemente cuando el hombre siente que está realmente con alteración y disminución del desempeño sexual, él ya está en evolución relativamente avanzada de su deficiencia hormonal.  Aquellos que él piensa que es el inicio de su problema, en realidad es uno de los últimos acontecimientos de toda la evolución de la disminución de la testosterona.

Con la queda de la producción de testosterona, otras alteraciones metabólicas comienzan a ser perceptibles.

  • Aumento de gordura corporal
  • Disminución del bien estar
  • Mayor riesgo de reacción inflamatoria corporal
  • Mayor riesgo de enfermedad vascular cardiaca
  • La Disminución cognitiva limita la capacidad de raciocinio lógico, memora, entre otros.
  • Aumento de la predisposición a la obesidad visceral –( gordura intra-abdominal que es muy peligrosa para el riesgo de infarto)
  • Disminución de masa muscular
  • Susceptibilidad a la depresión
  • Aumento de pérdida ósea
  • Disfunción Eréctil

 

En la hora que los síntomas comienzan a incomodar de verdad, falta una asociación a la testosterona.  La idea que predomina es que ‘son cosas naturales del envejecimiento ‘y entonces se pierden oportunidades de tener estos síntomas resueltos a través de modulación con hormonas base y existe el riesgo de pasar el resto de la vida procurando drogas que puedan apenas suprimir los síntomas, sin resolver la causa.

Por fuerza de los malos hábitos alimenticios y de las características de la vida moderna, las caídas hormonales actualmente están iniciando cada vez más temprano junto con estos, las enfermedades también.  Recibo diariamente hombres jóvenes y ya con niveles de testosterona drásticamente disminuidos, con reflejos visibles.

La modulación utilizando hormona base ayuda a mejorar los síntomas de aumento de peso, ansiedad, debilidad muscular, depresión y la tan temida y cada vez más común disminución de la libido.

El tema es realmente una ‘novedad’ tan solo por la falta de conocimiento de los médicos sobre el asunto y consecuentemente de la población, en la medida en que la información no llega a la misma de hecho.  Una pena, pue millones de hombres podrían estarse beneficiando y ganando salud, cualidad y tiempo de vida.

Pero la falta de información no es exclusividad de los brasileros, ya que a cada un millón de hombres americanos con niveles bajos de testosterona, solamente 100 mil están en tratamiento y solamente 7% sabe que existe un tratamiento para esta disminución a través de la modulación hormonal que realmente consigue atenuar los efectos de la baja hormonal.

La mujer tiene un biomarcador para su caída hormonal que es el cese de la menstruación.  En el caso masculino, no ha biomarcador , y eso lleva a muchos hombres a creer que la única y

Exclusiva posibilidad sea tratar de sus síntomas, sin identificar y tratar la causa real.

Otra dificultad está en la velocidad, mientras que las mujeres tienen una caída abrupta de sus niveles hormonales sexuales, los hombres tienen su disminución iniciado en 10 a 15 años antes de la percepción laboratorio diagnosticada tradicionalmente.  Estos hombres infelizmente son llevados a tener que aceptar que son cosas normales de la edad, que envejecieron y por lo tanto deben aceptar que están condenados a vivir diversas alteraciones.

Sobre el cáncer de próstata, que siempre fue relacionado a la testosterona, mismo que paradojalmente se presente casi siempre en la tercera edad, cuando el hombre ya tuvo una disminución absoluta de sus niveles corporales, hoy hay una comprobación científica de que está asociado a bajos niveles de testosterona y altos estrógenos en los hombres.

Es más que obvio realmente, pues cual es el motivo por el cual un joven que tienen sus niveles altísimos de testosterona no sufre de alteraciones prostáticas, al paso que el veterano ya con niveles extremadamente bajos es el normalmente afectado?

Para explicar, inicio por los 2 estudios en que el Dr. Morgentaler, profesor de la Universidad de Harvard llamo la atención de la comunidad médica científica para las fallas de los estudios antiguos sobre el asunto, demostrando que la conclusión de que la testosterona general el cáncer de próstata había sido basada en un total de 1 (un) paciente.

Esto mismo, Ud. leyó correctamente, el estudio del Dr. Charles Brenton Huggins que creo todo este paradigma de que la testosterona causa cáncer de próstata en el pasado fue basado en experiencias con animales, (perros) y posteriormente con 1 solo paciente ya con cáncer de próstata metas tatico y sin evidencia clínica ninguna para los padrones exigidos en la actualidad!

De acuerdo con Marks, no existen, hasta el momento, datos que demuestren que la terapia de reposición de testosterona o niveles séricos endógenos de testosterona más elevados haya influenciado en la etiología del cáncer de próstata.

Roddam acompaño 3 mil hombres con cáncer de próstata y más de 6 mil sin y no encontró ninguna relación entre el cáncer de próstata y las hormonas estudiadas que incluían testosterona total, testosterona libre y otros andrógenos.

Un estudio publicado por el grupo de la Cleveland Clinic mostro que tumores de próstata de alto grado (score de gleason 4 a 5) eran 2,4 veces más frecuentemente observados en hombres con niveles más bajos de testosterona.

Resumiendo otras decenas de estudios que podrían está citando aquí para Uds. en las palabras del Dr. Morgentaler, importante profesor de la Universidad de Harvard:

  1. Bajo nivel de testosterona no protege contra cáncer de próstata, en verdad puede aumentar!
  2. Alto nivel de testosterona no aumenta riesgo de cáncer de próstata!
  3. Tratamiento con testosterona no aumenta el riesgo de cáncer de próstata, mismo entre hombre que ya tienen algo riesgo para eso (PIN – Prostate Intraepithelial Neoplasia)
  4. Pacientes que tienen cáncer de próstata meta asico y en quienes fueron administrados terapia para bajar nivel de testosterona (agonistas LHRH y/o estrógeno) iniciando tratamiento con testosterona puede aumentar el riesgo.

Actualmente, no es más aceptable la alegación médica de que las hormonas dan cáncer.  Con todas las evidencias científicas mostrando la importancia de la testosterona, esta idea se volvió obsoleta, pero no se espante si encuentra algún médico que todavía defiende las ideas antiguas, algunos continúan desconociendo ciegamente la necesidad de actualizar los conceptos.

Los médicos tienen la obligación de mantener actualizados sobre los asuntos que opinan, pues la opinión de un único medico puede perjudicar familias enteras!   Mucha cosa todavía está para venir, en los medios y en las investigaciones, y siempre va a haber alguien a decir que existen riesgos de cáncer, por lo tanto la elección personal es personal, elegir su médico de acuerdo con sus creencias, pero lo importante es investigar e intentar aproximar las sensaciones para lo más normal que puedan.  Busque el medio y haga el tratamiento, pues la reposición de testosterona mejora todo el organismo.

Dr. Víctor Sorrentino

Conheça o método para viver com muita saúde e energia.